De misóginos en el PAN y hasta secretarios con buen colmillo político

Jesús Lemus 27.01.2020

En los últimos días pasaron cosas interesantes en el estado de Puebla, desde quienes hacen el ridículo en las comparecencias ante los diputados del Congreso del Estado, hasta aquellos panistas misóginos que sueñan con un huesito dentro del PAN estatal.

Y empecemos por esto último.

¿Con qué calidad moral el ex alcalde de Tecamachalco, Inés Saturnino Ponce defiende a la líder del PAN estatal tras unos enroques no consensados dentro del partido?

A este flamante político, le deberían recordar su pasado misógino que se caracterizó por la violencia política de género.

¿Acaso se le olvidó a Saturnino Ponce que por órdenes suyas, el tesorero Silas Peralta Morales, aventó a la regidora María Ruth Zárate 209 mil pesos por adeudos salariales?

¿Acaso se le olvidó que su personal también amedrentó a otras regidoras? Al grado que el flamante ex alcalde, tuvo que pedir disculpas públicas por ser un violento y misógino.

Ya imagino como tratará a su esposa en su hogar, ya imagino como educará a sus hijos.

Pero eso sí, quiere ser parte del Comité Directivo Estatal del PAN, donde por cierto no lo quieren por misógino.

Y de este gris ex alcalde de Tecamachalco, nos pasamos con las comparecencias del Poder Legislativo, principalmente las que tuvieron los ex titulares de Bienestar y Educación; es decir, Lizeth Sánchez García y Melitón Lozano Pérez.

La primera de ellas, salió raspada con las preguntas que le hacían los diputados, incluso los del bloque Juntos Haremos Historia, mismas que respondió con cantinfleos, muletillas y basándose en el programa “felicidad” implementado por el gobierno estatal.

En contraste, Melitón Lozano Pérez, mostró el colmillo político que no tiene Lizeth Sánchez García, pues al inicio de su comparecencia tuvo dos aciertos que hicieron de su ejercicio lo más relajado posible.

El primero consistió en responder una de las preguntas del diputado local del PT, José Juan Espinosa Torres, quien se caracteriza por su confrontación con el gobierno del estado y que inmediatamente, permitió desactivar al legislador para que no se convirtiera en una piedra en el zapato durante su comparecencia.

El segundo escenario fue cuando inmediatamente dio la nota a los reporteros de la fuente política, al revelar cuántos REVOES se entregaron en la administración de Rafael Moreno Valle Rosas y José Antonio Gali Fayad.

Y para cerrar esta gustada columna Sin Paradigmas, les contaré un chisme de pasillo que tomó fuerza en las últimas horas.

Se trata de que Sandra Izcoa Reyes, ex directora de comunicación social en el gobierno morenovallista, es ahora la encargada de llevarle las redes sociales a Fernando Manzanilla Prieto, quien apenas renunció a la Secretaría de Gobernación.

¿Será?

Hasta aquí mi reporte.

Recuerden escribir a chucholemus58@gmail.com